Episodio#3 Madrid y su nacimiento como capital.

(Escucha el audio de este podcast en Spotify buscando ‘Tu profe de español’ y también en Anchor.fm/tuprofedeespanol)

Con constancia y tenacidad se obtiene lo que se desea; la palabra imposible no tiene significado. 

Hola, me llamo Fran y soy tu profe de español. 

Este es el tercer episodio de mi podcast en español. El objetivo es que practiques tu comprensión del idioma español y también que sigas aprendiendo vocabulario y estructuras gramaticales. 

Así que cada dos semanas te hablaré sobre diferentes temas de cultura, ciencia, naturaleza, etc…

Podrás encontrar el texto de este audio en la sección ‘BLOG’ de mi escuela online tuprofedeespanol.com 

¡Empezamos!

En este episodio quiero hablarte de la ciudad de Madrid y su nacimiento como capital. 

Algunas palabras nuevas que podrás escuchar esta vez son las siguientes: 

Surgir que significa aparecer.

La corte es la familia y los acompañantes de un rey.

Fomentar es impulsar, promover.

Un buitre es un pájaro con el cuello muy largo y que come animales muertos. 

Estafar es conseguir dinero o cosas de valor mediante engaños. 

Seguro que tú también puedes encontrar muchas palabras y estructuras que son nuevas para ti. Ahora, disfruta con el tercer episodio de este podcast.

Hay ciudades en el mundo que surgieron cerca de puertos naturales donde había mucho tránsito de gente. Otras, estaban cerca de ríos y por eso surgieron con más facilidad. Hay capitales europeas que ya eran importantes en el tiempo de la antigua Roma. 

Pero Madrid, es una excepción. 

A mitad del siglo XVI, cuando empezó a ser importante, solo tenía diez mil habitantes. 

Esta es la razón por la que se convirtió en una capital es la siguiente: 

El rey Felipe II ya no quería trasladar a su corte de una ciudad a otra. Por eso, pensó en establecerse en un sitio fijo, cercano a los terrenos en donde cazaba. Madrid era el sitio perfecto, no solo para cazar, sino para obtener agua potable, espacio para expandirse y tierras para cultivar. 

Cuando se trasladó a lo que entonces era Madrid, el rey Felipe comenzó un proyecto para convertir esa pequeña villa de 10000 habitantes en una capital. 

En el siglo XVII, Madrid ya era la ciudad más grande de toda España. Ahora, es una moderna ciudad que cuenta con más de 3 millones de habitantes. 

Madrid está muy relacionada con la monarquía. Por eso, muchos de sus edificios se dividen en dos dinastías diferentes: 

La parte más antigua se llama ‘el Madrid de los Austrias’. Esto es debido a que la Casa de Austria ocupó el trono entre los siglos XVI y XVII. La parte más moderna, se llama ‘el Madrid de los Borbones’. Los Borbones, es el nombre de la familia que aún está en el trono. Llevan en el trono desde el año 1700. 

Ellos fomentaron la construcción de monumentos con el estilo arquitectónico francés. Por ejemplo: el Palacio Real, la Biblioteca Nacional, el Museo Municipal, la fuente de Cibeles, la fuente de Neptuno y la Puerta de Alcalá.

A través de los siglos, los diferentes monarcas contribuyeron económicamente a construir muchos de los edificios que hoy podemos ver. También fueron acumulando una colección de cuadros de muchísimo valor. Y parte de la propiedad real se ha ido convirtiendo en jardines para el uso de los ciudadanos. 

Como los reyes han tenido mucho interés por la caza y los jardines, Madrid tenía muchas zonas verdes cuando empezó a expandirse. Y aunque el crecimiento urbano fue importante, aún existe una gran extensión de zona arbolada que va hacia el sur, hasta casi las puertas del centro de la ciudad. 

Uno de los parques más importantes es la Casa de Campo. Era una antigua zona de caza o coto de caza, que antes pertenecía a la realeza. Está cerca del Palacio Real y tiene un zoológico.

A 10 kilómetros al norte de Madrid podemos encontrar el monte de El Pardo con importantes encinares. 

Este parque es ahora un lugar en donde se protegen dos de las especies más amenazadas de Europa: el águila imperial y el buitre negro. 

Otro parque muy popular es el Retiro, en el mismo centro de la ciudad. En el pasado, la familia real celebraba incluso batallas navales. En el siglo XVIII, los ciudadanos podían entrar libremente al parque, pero tenía que ir bien vestidos. 

Hoy, puedes ir vestido como quieras. Los fines de semana especialmente, está repleto de gente. 

En este parque, puedes visitar un palacio de hierro y cristal, y una columnata semicircular al lado de un pequeño lago con botes, donde la gente se divierte con familia y amigos en días de buen tiempo. 

Junto al Retiro, se encuentra el Real Jardín Botánico, fundado por Carlos III, un monarca que estaba muy interesado por el arte y la ciencia. 

¿Y qué hay del arte en la ciudad de Madrid?

Antes de responderte a esta pregunta, déjame que te cuente algo que es muy interesante para ti.

Quiero recordarte que me encantaría ayudarte a mejorar tu español. En mi escuela online tuprofedeespanol.com ofrezco cursos de español online para que puedas aprender español cómodamente desde casa. Reserva tu clase de 30 minutos gratis.

 

El arte en Madrid. 

Madrid contiene una de las galerías de arte más importantes del mundo: el Museo del Prado, erigido por Carlos III, considerado uno de los mejores alcaldes que ha tenido Madrid. Las pinturas expuestas en el museo tienen más de 400 años. 

Velázquez fue pintor de la corte en el siglo XVII. Cien años después, fue Goya el pintor oficial. Por eso el museo tiene tantas obras de estos dos artistas. 

Otras colecciones de arte se encuentran en el Museo Thyssen-Bornemisza y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Ambos museos, junto con el Prado, se encuentran en la avenida del Arte. 

Madrid ha tenido altos y bajos. Pasó por malos momentos durante la Guerra Civil española, desde el año 1936 hasta el año 1939. Todavía hoy pueden verse agujeros de bala en el famoso arco de la Puerta de Alcalá.

A pesar de esta guerra, los orígenes de Madrid apostaban por una ciudad en la que sus habitantes no usaran armas, participaran en peleas, insultaran o estafaran al vecino. Debían mantener el lugar limpio y no gastar demasiado cuando hubiera bodas. 

Para comer en Madrid sin gastar demasiado, la mejor opción son las tapas, pequeños aperitivos que se ofrecen junto con una bebida en muchos bares o mesones. Tiene uno de los mejores servicios de transporte de Europa y una infraestructura necesaria para dar una buena experiencia a los millones de turistas que la visitan cada año.

 

Y hasta aquí el tercer episodio de Tu Profe de Español. Espero que cuando visites Madrid te acuerdes de todo lo que has aprendido aquí, o al menos, de algunas cosas. 

Te espero dentro de dos semanas con un nuevo tema. 

¡Hasta pronto!